image/jpeg© image/jpeg image/jpeg El expresidente de Brasil Lula da Silva finalmente se entregó a la policía federal para ser encarcelado, luego de asistir a una misa por su difunta esposa Marisa Letícia en el Sindicato de los Metalúrgicos en el cinturón industrial de Sao Paulo.Luiz Inácio Lula da Silva aseguró durante este sábado que “no les tengo miedo, voy a demostrar que soy inocente”, y tras criticar a los investigadores del caso Lava Jato declaró que “soy la única persona en el mundo que está procesada por un departamento que ni siquiera es mío“.

El exmandatario fue trasladado a la cárcel de Curitiba, donde el político de 72 años y favorito de las elecciones de octubre tendrá que cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel.

FOTOS:

23 datos del expresidente Lula da Silva tras su condena