© La Tercera Imagen Seminario CIEPLAN-31 Ayer, cerca de las 15.00, la embajada de Argentina confirmó a La Moneda que habían aceptado al hermano del Presidente Sebastián Piñera, Pablo Piñera, como embajador, quien ocupará la vacante que dejó José Antonio Viera-Gallo (PS).La información fue publicada a las 16.25 por el diario argentino Clarín, y a los pocos minutos desató una ola de críticas en Twitter, principalmente de la oposición, desde donde acusaron “nepotismo”.

“El discurso de la derecha contra el nepotismo es una farsa. El Presidente Piñera nombró a su hermano como embajador en Argentina”, tuiteó el ex candidato presidencial Alejandro Guillier.

Las críticas fueron profundizadas por parlamentarios de la ex Nueva Mayoría. “La política internacional de Chile es de Estado, no una política familiar. No se ve bien. El propio Evópoli, que es un partido de gobierno, anunció un proyecto justamente para limitar o terminar con el nepotismo. Al parecer, el gobierno desoyó ese llamado”, afirmó el senador PPD Jaime Quintana. En la misma línea, el jefe de bancada del PC, Daniel Núñez, manifestó: “Una de las cosas que en su momento la derecha criticó muy duro es que había repetición de nombres y vínculos familiares entre personeros nombrados en cargos durante el gobierno de la Presidenta Bachelet con la Nueva Mayoría”. Y añadió: “No hay un motivo claro de su nombramiento. Piñera está apelando a su vínculo personal con Macri y a que su hermano podría tener una relación más cercana por ese vínculo (…). No me extrañaría que sigamos con el nombramiento de primos, sobrinos y familiares de su círculo íntimo en cargos de confianza, así que creo que nos encaminamos hacia esas prácticas y lógicas del nepotismo cada día más”.

Incluso, desde la DC -partido en el cual militó por 47 años Pablo Piñera- el diputado Gabriel Silber manifestó que “creemos que por lo estratégico de ese nombramiento hubiésemos esperado un funcionario de carrera o con mayor expertise en lo que se refiere a relaciones diplomáticas con Argentina y, claramente, el nombre de (Pablo) Piñera, sentimos, no da cuenta de dichas condiciones”.

Pese a los cuestionamientos, en La Moneda justificaron la nominación de “Polo” -como le dicen al hermano del Mandatario- y descartaron que hubiese nepotismo, argumentando que Pablo Piñera cuenta con todos los méritos necesarios y tiene una amplia trayectoria.

“Yo creo que en esto hay que ser bien preciso, acá el punto no es el parentezco, sino las capacidades para ejercer los cargos”, dijo anoche el ministro de la Segpres, Gonzalo Blumel, en Mega.

Desde el gobierno se destacó que fue consejero del Banco Central y gerente general de BancoEstado. En este último cargo, fue nombrado por Bachelet durante su primer gobierno.

Pablo, quien es el cuarto de los hermanos Piñera, además fue director ejecutivo de TVN y director general de Administración y Finanzas del Ministerio de RR.EE.

Sin embargo, esta no es primera vez que el Mandatario nombra a un familiar en un cargo público. Su ministro del Interior, Andrés Chadwick, es su primo. En Palacio también trabaja el hijo del titular del Interior, Andrés Chadwick Costa, quien está a cargo de la producción de La Moneda. Su hermana, en tanto, Camila Chadwick Costa, se desempeña como jefa de gabinete de la ministra de Medio Ambiente.

A lo anterior se suma a que en La Moneda ingresó como asesor el hijo del senador UDI Juan Antonio Coloma, Jaime Coloma. Junto con él, también está en Palacio Francisca Hoffmann, esposa de Juan Antonio Coloma Álamos -y hermana de la diputada UDI María José Hoffmann-, quien trabaja en la Segegob.

De hecho, el nombramiento de “Polo” generó que las críticas de la oposición apuntaran en ese sentido. “Tengo la mejor de las opiniones de Pablo, trabajamos juntos en la Cancillería, no tengo ninguna duda de que lo va a hacer bien, pero esto raya en el nepotismo absoluto. Primos, hermanos, sobrinos”, dijo ayer el diputado PS y ex embajador en Argentina Marcelo Díaz.

Las designaciones del Mandatario ocurren a pesar de que en noviembre pasado, durante la campaña presidencial, criticó a la excandidata de la DC Carolina Goic por tener a familiares trabajando en el sector público. “Escuché una crítica de la familia Goic. Quiero decirle a la familia Goic que yo entiendo su preocupación, porque es la familia que tiene más miembros apitutados en la administración pública”, dijo en esa oportunidad.

En este contexto, los reparos no solo vinieron desde la oposición, sino que también del exabanderado presidencial José Antonio Kast, quien señaló en Twitter que “no es razonable ni prudente que el Presidente nombre como embajador a su hermano”.