CONCEJALES: ¿FISCALIZADORES O MEROS “RECADEROS”?


 

DSCF3866 (2)hqdefault.jpgCONCEJAL VENEGASimages (1)gloria-610x250-150x15012065478_674432109360430_6760258563944222236_nphotoimg00507-20110529-1714

Está bien que transmitan al municipio, encabezado por el alcalde  y los directores de los distintos departamentos, los problemas de cada sector: es una labor muy importante.

Lo malo que los ediles dan la sensación que sólo se dedican a ser meros recaderos, como lo dice el encabezado de esta nota, y olvidan su calidad de fiscalizadores.

¿A título de qué viene esta observación?

El alcalde está lejos de la doctrina de Pinochet que decía que no se movía una hoja sin que él no lo supiera En la comuna vuelan las hojas y la primera autoridad no se entera.

El concejal Venegas en sesión de concejo advirtió que Strabag estaba despidiendo trabajadores de la comuna indiscriminadamente  y el alcalde manifestó no estar al tanto, pero que averiguaría el motivo de estos despidos. Una hoja que se movió sin que lo supiera el alcalde.

Otra hoja: Los camiones cargados con rocas de una faena clausurada por decreto firmado por él mismo en enero de este año, se estacionan frente al municipio y el edil no lo sabe, sólo se enteró cuando los concejales Maite Birke, Eduardo Astorga y Marco Quintanilla,  en concejo, tocaron el tema y su única respuesta fue:  “conversaré con el capitán de carabineros”.

Se encontraba en la sala el Director de Inspección quien es responsable de controlar que se cumplan los decretos alcaldicios y ¿Por qué no le preguntó a él? Sospechoso, muy sospechoso…

Parece que la comuna está permanente en otoño ya que vuelan y vuelan las hojas sin que la primera autoridad se dé cuenta.

Volviendo  a los concejales, ya que el alcalde es un reyezuelo que hace y deshace sin darle cuenta a nadie, pero los concejales tienen la labor de fiscalizar y… ¿lo hacen?.

Al municipio le costó la suma de $72.000.000. el accidente sufrido por Pedro Monroy. La Dirección del Trabajo multó a la municipalidad por negligencia, no así el sumario, si es que se le puede llamar sumario o “arreglín”, después de todos los considerandos acusatorios, “no se ha formado la convicción sobre la existencia de responsabilidades administrativas ni funcionarias…” Así reza, textualmente, la conclusión final del Fiscal Patricio Suárez. O sea, el señor Monroy tomó un camión, a cargo de la Dirección de Aseo y Ornato,  fue a desalojar una toma y por mutuo propio se subió a un techo y se lanzó al vacío quedando invalido de por vida.

Sería bueno saber la opinión de cada concejal  respecto de esta aberración jurídica que le costó una alta suma de dinero al municipio y, lo peor, el sufrimiento de la familia Monroy. A consecuencia de este mismo  hecho, Alberto Alday hace tres años que está sumariando a Eduardo Bravo sin resultado, a pesar que el sumariado se encuentra  confeso.

¿Los concejales recurrirán a la Contraloría para que sea éste ente fiscalizador el que diga la última palabra? Está en duda, pero puede ser, total “se han visto muertos cargando adobes”.

El concejal Quintanilla secundado por Astorga y Birke, con mucha prosa, solicitaron al alcalde aclarar la irregular situación de la faena de La Colorada que lleva cerca de cuatro meses trabajando a pesar de estar clausurada y la pregunta es: ¿El alcalde cumplirá con lo solicitado por los concejales “fiscalizadores”?

Nada se habla del generador robado de la antigua Estación de San José de Maipo que, según versiones entregadas a este medio, no pagaría el seguro por encontrarse este equipo estacionado en un lugar poco seguro que no cuenta con cuidador.

Nuevamente, por negligencia de funcionarios que ganan millonarios sueldos, el municipio perdería más de $12.000.000.

Si no se encuentran responsables de éstas suculentas pérdidas, debieran pagarlas el alcalde y los concejales, pero nunca la comunidad que, con sus contribuciones, permite que se le paguen millonarios sueldos para que hagan bien la “pega”.

 

 

 

 

Se el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*